Hace algunos meses, hice una entrada sobre las ventajas y desventajas de estudiar en una clase vs. estudiar por cuenta propia. Mis observaciones se mantienen: aprender japonés a través de una clase es casi imposible, ya que el ritmo de enseñanza es bastante lento y no se emplean técnicas adecuadas para memorizar kanji. Por otro lado, aunque aprender por cuenta propia te da una flexibilidad increíble, es bastante difícil mantenerse motivado y también es complicado encontrar a alguien para despejar cualquier duda.

Curiosamente, la debilidad de una es la fortaleza de la otra. ¿Por qué contentarse con seguir un solo camino cuando puedes combinar ambos métodos? Si hay una clase disponible en tu zona, investiga al respecto y, si te convence, tómala. Aquí te dejo unos tips para que le saques el mayor provecho posible.

studying

Continue reading »

 

Hace unos meses, hice una entrada alabando las bondades de los programas de repaso espaciado como Anki. Porque en serio, es genial, y definitivamente creo que todo estudiante de japonés debería usar herramientas así. Está demostrado que las técnicas empleadas ayudan a retener información por más tiempo.

Sin embargo, me he dado cuenta de que muchos no solo usan programas de repaso espaciado, sino que también abusan de ellos. Pasan horas y horas frente a la pantalla, aprendiendo palabras nuevas como 不変の理 (verdad eterna) cuando no pueden preguntar dónde está el baño, o en qué calle está cierta tienda.

ankimania

Cuando una persona usa estos programas para solventar todas sus necesidades, como si fuera alguna suerte de navaja suiza, aparecen los problemas. Puede que las navajas suizas tengan muchas herramientas, pero esto no quiere decir que dichas herramientas sirvan para todos los propósitos. Dentro de su versatilidad, esconden grandes limitaciones. Del mismo modo, no puedes aprender japonés solo sentándote y repitiendo palabras una y otra vez. ¿Dónde está el contexto? ¿Dónde está la práctica?

Con esto en mente, decidí hacer esta pequeña entrada para señalar los errores que comenten los usuarios de programas como Anki.

Continue reading »

 

Cuando pensamos en Japón, muchos de nosotros conjuramos imágenes de un país igualitario y homogéneo, una imagen ficticia que busca ocultar la diversidad de su gente. El país es un poco más grande que Alemania y el Reino Unido, y un poco más pequeño que Francia y España, pero ¿sabías que solo 1/3 del territorio de Japón es habitable debido a su geografía montañosa? Además, Japón tiene casi 7000 islas, unas cuantas de ellas habitadas. Debido a su territorio desigual, Japón tiene una densidad demográfica mucho más alta que los países mencionados y sus regiones están claramente delineadas, dando lugar a diversos hábitos alimenticios, tradiciones, tipos de vivienda, dialectos, etc., según el tipo de región que se estudie. Japón dista mucho de ser homogéneo, al menos a nivel cultural.

A nivel étnico y pseudo-étnico también hay cierta diversidad. Hokkaido, la isla más septentrional de Japón y hogar de los ainu, no pasó a ser parte del imperio sino hasta 1869; lo mismo con las Islas Ryukyu, que hasta ese entonces habían sido un reino independiente. Algunos de los habitantes de estas regiones ni siquiera se consideran japoneses y conservan sus propias costumbres e idiomas, que el gobierno intentó erradicar durante la Era Meiji. En los primeros años del siglo XX, Japón incorporó a Corea también, y hoy por hoy existen comunidades de coreanos, descendientes de aquellos que fueron traídos como mano de obra barata. No nos olvidemos de los taiwaneses y los chinos, que también fueron traídos alrededor de esa época. Curiosamente, también encontrarás una comunidad brasilera bastante nutrida, producto de un intercambio laboral que se dio en el pasado siglo.

Los ainu

Continue reading »

 

Una de las cosas más difíciles y frustrantes es saltar de los libros de texto diseñados para estudiantes a material creado para el público japonés. Al hacerlo, nos encontramos con que no existe ningún libro capaz de matizar todos los aspectos de la gramática japonesa, y aunque así fuera, nos pasaríamos una eternidad leyéndolo. Así que lo que nos toca es cerrar el libro, abrir la puerta de una patada y enfrentarnos a ese mundo desconocido.

¿Pero por dónde empezamos? ¿Nos internamos en el bosque Dorama? ¿Nos dirigimos hacia el Mar Manga, que ha cobrado tantas vidas jóvenes? No, a lo lejos ves tu destino, y ese es…

El Valle de los Videojuegos. よこそう :D

Continue reading »

 

Me la paso diciendo que la forma en que se enseñan los kanji está mal: mediante memorización en lugar de auténtico aprendizaje, caligrafías largas y tediosas, patrones sin sentido, y un muy largo etcétera. Cierto, me la paso denunciando esto y diciéndole a cuanto estudiante de japonés me encuentro que debe cambiar la forma en que estudia kanji, pero nunca he escrito con exactitud cómo yo aprendí kanji, y eso es un descaro total de mi parte. Así que me decidí a escribir esta entrada con la esperanza de que pueda serle de utilidad a alguien.

Continue reading »

 

Para los japoneses, uno de los aspectos más importantes de la sociedad es la armonía, y han elaborado diferentes códigos de conducta con el fin de preservarla y aumentar el grado de colaboración entre las personas. Uno de estos códigos de conducta es la interacción del Honne (本音) y el Tatemae (建前), que vendrían representando la dicotomía entre el verdadero deseo y lo que el individuo exterioriza, siendo esto último algo que se adapte a las convenciones sociales y no necesariamente que se ajuste a sus deseos. Son dos conceptos muy importantes que sirven de lubricante social.

Honne está escrito con los caracteres real y sonido, por lo que podría interpretarse como los verdaderos pensamientos, opiniones, deseos e intenciones del individuo. Puede ser contrario a lo que esperan los demás o a lo que se requiere de la persona , por lo que comúnmente no se expresa sino entre amigos muy cercanos, si es que se expresa en absoluto.

Por el contrario, tatemae, usualmente traducido como fachada, es aquello que el individuo expresa dentro de las convenciones sociales y lo aceptable, razón por la cual no necesariamente coincide con el honne. De hecho, casi siempre está en conflicto con él.

Continue reading »

 

Ya casi se han cumplido dos meses desde que cambié de carrera y uno desde que comenzó el semestre, y creo que tengo una idea bastante clara de cómo funcionan las clases. Antes de asignarme un nivel, me hicieron un examen y una entrevista. En el examen me fue muy bien. En la entrevista… bueno, no tan bien: nunca antes había hablado japonés. Una de las profesoras, una señora muy amable llamada Masako Kubota, me dijo que era bastante común que la expresión oral fuera el área deficiente para los autodidactas y me dijo que no me preocupara, que mejoraría con la práctica. Me recomendó que comenzara en un nivel más bajo para ir desarrollando mi habilidad y que luego, si me iba bien en ese aspecto, podía saltar un nivel. Acepté. De nada me sirve saberme tantas estructuras gramaticales cuando no puedo usarlas.

Ya con un mes de haber iniciado el curso, creo que tengo suficiente experiencia para señalar las ventajas y desventajas entre ser autodidacta y estudiar en una clase. Empecemos por la más reciente.

Continue reading »

© 2012 Conquistando Japón Suffusion theme by Sayontan Sinha