Hace unas semanas que estaba hablando con una amiga, le pregunté:

—Nozomi, ¿qué hacen los japoneses en navidad?
—Si tienes novio, la pasas con él. Sino, con tus amigos.
—¿No la pasan en familia? —le pregunté, extrañada.
—No. Muy poca gente lo hace. La navidad es una fiesta extranjera, así que imagino que el objetivo no será el mismo. La mayoría de los japoneses no somos cristianos.
—Ya. ¿Y qué hacen en estas reuniones? ¿Qué comen?
—KFC.
—¡¿KFC?!
—Sí. Kentucky Fried Chicken. —Creo que usó el nombre completo de la compañía porque pensó que no entendí la abreviación. Pero cuando vio que seguía con la misma cara, entendió que estaba asombrada por otro motivo—. ¿Ustedes no comen eso?
—No. Las cosas que se comen en navidad varían de país en país, pero nunca había oído de un país donde se comiera KFC…

¿Cómo es que el pollo de KFC se convirtió en un plato navideño? A veces, es difícil comprender las mutaciones que adquieren aspectos importados de otra cultura, y definitivamente eso de comer KFC nos parecerá bastante raro. Pero todo tiene una explicación sencillísima:

Continue reading »

 

¿Sabes? Cuando me siento a escribir entradas, quiero hacerlas más o menos largas para que todo quede claro. Pero hay cosas tan jodidamente geniales que no pueden ser descritas.

El siguiente es un video que tomé en Harajuku. Disculpen la mala calidad; no estaba preparada para tal cosa y tuve que tomar el video con el teléfono.

Estos cosplayers pasan por Harajuku y Shibuya. No sé si forman parte de una campaña de promoción propiamente dicha, si son cosplayers patrocinados por Nintendo o si simplemente rentan los carritos y pagan con su propio dinero. Con la frecuencia que se los ve y lo care que sale rentar los carritos, no creo que sea la última… a menos que les guste mucho el Mario Kart.

Aquí otro video más claro:

Ojalá los vuelva a ver para tener la cámara lista y poder tomarles una buena foto. De lejos es el cosplay más chévere que he visto en un buen tiempo.

 

Cuando vine, tenía una lista de cosas por hacer. Que me detuviera la policía no estaba en ella, pero en retrospectiva, fue una experiencia interesante. Y no se preocupen, no fue nada serio.

Hace como dos semanas decidí comprarme una bicicleta. Caminar a la universidad no está mal, pero cuando sumas una hora de caminata por día te das cuenta de que eso es bastante tiempo perdido. El autobús es más rápido, pero costaría como 400 yenes por día y estaría atada a su horario; si me pierdo un autobús, me fregué. Por lo tanto, decidí comprarme una bicicleta de 10,000 yenes.

El Anamóbil, un vehículo revolucionario que no produce gases de efecto invernadero.

El Anamóbil, un vehículo revolucionario que no produce gases de efecto invernadero.

Hace dos días, mientras le quitaba el seguro a mi bicicleta para ir a la universidad, vi a Rin salir del dormitorio casi a la carrera. En lo que se acercó por la calle le pregunté qué había pasado.

—Me quedé dormida. ¡Voy a llegar tarde y hoy tengo un examen!

Y bueno, ahí estaba yo, con una bicicleta y dirigida al mismo destino que ella. En la reunión de bienvenida los profesores nos advirtieron que no debíamos llevar a nadie o ir con nadie en una bicicleta para una sola persona porque, lo crean o no, es ilegal. Lo ves a cada rato en los anime e incluso en la vida real; la policía raras veces detiene a la gente que lo hace porque es una tontería y, en cierto modo, un símbolo de la juventud. Sin embargo, como nosotros somos extranjeros, es mejor evitar problemas por más pequeños que sean.

Claro, no soy lo bastante sabia para seguir los consejos de mis mayores y Rin ha sido demasiado buena conmigo como para no ayudarla cuando lo necesita. Así que la advertencia sencillamente desapareció.

Continue reading »

 

Los japoneses que he conocido hasta ahora son geniales: son amables, atentos, divertidos… y les encanta preguntar a los extranjeros:

—¿Alguna vez has comido natto?

A lo que el pobre gaijin sonreirá con nerviosismo y negará con la cabeza, sin saber que en los próximos cinco segundos aparecerá un recipiente lleno de una de las comidas más extrañas del planeta: natto.

natto 1

Continue reading »

 

Cuando mi universidad seleccionó a todos los candidatos que irían a estudiar, nos hicieron sentar en un salón y nos advirtieron de lo diferentes que iban a ser las cosas. Venía preparada para eso, pero cuando abrí la puerta de mi baño, no esperaba ver esto:

Mi inodoro habla

¿Ves? Mi inodoro tiene botones. BOTONES. Calienta el asiento, te limpia, te seca, y creo que hasta puede poner música. Y, no sé si es que estoy loca, pero juraría que cada vez que entro al baño, me saluda. Es más inteligente que mi teléfono.

Continue reading »

 

Pues es oficial: me voy a Japón.

En abril, apliqué para estudiar un semestre de intercambio, pero no quise decir nada porque la competencia era dura y no creía que me seleccionaran. Pasé la primera entrevista en abril, la segunda en junio. Mi universidad me recomendó para el intercambio y, un mes después, recibí la carta de admisión con el certificado de elegibilidad, el cual debía llevar al consulado para que emitieran la visa. Solo cuando abrí el pasaporte y vi la visa (la foto quedó horrible, por cierto), me di cuenta de que ya había completado todos los pasos y solo me quedaba subirme al avión.

La siguiente hora estuvo llena de pensamientos incoherentes en inglés, español y japonés de lo emocionada que estaba. Es la primera vez que voy. ¡No aguanto las ansias!

Algunos detalles sobre mi travesía

Continue reading »

 

Hace algunos meses, hice una entrada sobre las ventajas y desventajas de estudiar en una clase vs. estudiar por cuenta propia. Mis observaciones se mantienen: aprender japonés a través de una clase es casi imposible, ya que el ritmo de enseñanza es bastante lento y no se emplean técnicas adecuadas para memorizar kanji. Por otro lado, aunque aprender por cuenta propia te da una flexibilidad increíble, es bastante difícil mantenerse motivado y también es complicado encontrar a alguien para despejar cualquier duda.

Curiosamente, la debilidad de una es la fortaleza de la otra. ¿Por qué contentarse con seguir un solo camino cuando puedes combinar ambos métodos? Si hay una clase disponible en tu zona, investiga al respecto y, si te convence, tómala. Aquí te dejo unos tips para que le saques el mayor provecho posible.

studying

Continue reading »

© 2012 Conquistando Japón Suffusion theme by Sayontan Sinha